martes, 15 de noviembre de 2011

LIZZY HAWKER


A estas alturas uno ya no se sorprende de nada o casi nada, y menos en este fascinante mundo de los correcaminos.
LYZZY HAWKER( 10/3/76, Gran Bretaña), ganó con tremenda autoridad su cuarto UTMB, quedando en la general en el puesto 13º (es decir, por delante de la mayoría de los chicos...). Pero unas semanas después destrozó el récord de las 24 h. en el transcurso de los Campeonatos de Ultradistancia de los Juegos de la Commonwealth, celebrados en la localidad galesa de Llandudno el pasado 23 de septiembre. El registro que consiguió es de 246,408 km. En esta prueba llegó la primera a meta, la primera absoluta, dejando al segundo clasificado a más de 3km...Es decir, ganó a todos los chicos. (¿tiene algún sentido la ESTUPIDA norma que anuló los records femeninos obtenidos en pruebas mixtas....?¿no habría que anular las marcas de todos los hombres que llegarón por detrás de Lizzy?). Era la primera vez que Lizzy corría más de 100km en asfalto....

Vegetariana convencida, Lizzy ha sido campeona del mundo de 100km en el 2006, y dice no ser profesional, ya que no vive de correr.....(?)

Si queréis más:
Entrevista en Corredor de Montaña
La noticia del récord
Vídeo del récord
Un gran artículo
La noticia: en El Mundo
Entrevista: Como preparar un Ultra Maratón de Montaña
Su blog
Su web
iaaf

5 comentarios:

SONIA dijo...

Madre mía, vaya corredora!

forest dijo...

Me anoto las paginas pra leerlas.Saludos crack.

Miguel Mij-Mij dijo...

La conocía de la UTMB y es de los mejores, independientemente del sexo.

Anónimo dijo...

Qué estarás tramando bandido!!!! Paco (Ashi Running Team)

ricardo dijo...

Gran Post Rafa!!
de hecho este finde en la burriac la primera mujer (que quedó entre los 20 primeros) me adelanto en la parte final más fresca que una rosa, paró el ritmo un momento para preguntarme si estaba bien (iba un poco ensangrentado) y luego se despidió volando por un corriol supertécnico... Conclusión, las mujeres en competiciones ultras y de gran dureza no tienen nada que envidiar a los tios. Desde aquí mi infinita admiración